llamanos-img

Llámanos 689 201 222

La oportunidad de ser sobresaliente.

Muchas veces, nuestra frustración con los estudios viene por que no sabemos estudiar. Nos faltan técnicas de estudio que nos ayuden a memorizar y razones los grandes tacos de apuntes que tenemos. Sin embargo, otras veces nos falta motivación a la hora de estudiar, porque nos sentamos con el morro torcido desde el primer minuto y, claro, así no cunde nada el tiempo. ¿De dónde podemos sacar motivación cuando no la hay por ningún lado?

 

Recordar el estrés del pasado

Seguro que a todos nos ha pasado que nos ha pillado el toro con un examen y nos ha tocado estudiar hasta las tantas de la madrugada, o levantarnos escandalosamente temprano para continuar repasando, o hemos visto que no nos daba tiempo y nos hemos agobiado, por no hablar de cuando te das cuenta de que te faltan apuntes el día anterior al examen. ¡Menudo estrés! ¡Qué mal se pasa! ¿Realmente alguien quiere pasar voluntariamente por este calvario? Apúntatelo y, cuando asome la pereza y pienses “bah, tengo tiempo de sobra”, recuérdalo con mucha fuerza. ¡No más agobios, por favor!

 

Perderte planes por tener que estudiar

Tener un planning de estudio es fundamental para que cunda bien el tiempo. Además, llevar una organización te permite que puedas hacer todos los planes que quieras, incluso en época de exámenes. ¿Por qué decimos esto? Porque si no lo haces te puedes perder cenas, salidas y cumpleaños por no haber sabido administrarte bien el tiempo. ¡Y cómo duele cuando el lunes todos tus amigos te cuentan todo lo que te has perdido por tener que quedarte estudiando! No es necesario que te pongan los dientes largos, porque podrías ir si te organizas bien.

 

Sistemas de recompensas

Sin que nadie se sienta ofendido, puedes motivarte con recompensas, igual que se hace con los perritos. Si te dan la patita, les das una galletita. Pues el concepto sería el mismo, pero aplicado a los estudios. Establece metas que puedas alcanzar pero que requieran de un esfuerzo por tu parte y vincúlalas a recompensas que te motiven, como puede ser meterte en tus perfiles de las redes sociales, parar para merendar o salir a dar una vuelta con tus amigos. Otra propuesta es la de establecer objetivos en conjunto, como estudiar telemáticamente con más gente. Pero, oye, sé honesto y solo obséquiate con las recompensas cuando realmente te las merezcas.

 

Los ladrones de tiempo son todo aquello que no nos permite aprovechar el tiempo. Teniendo este concepto en cuenta, asomarse por la cocina para merendar puede ser necesario, como descanso del estudio y para recuperar energía. Sin embargo, si pasamos más tiempo mirando la nevera que frente a los apuntes, la hora de merendar se convierte en un ladrón de tiempo. Y es que estos ladrones tienen muchas formas e influyen directamente en la organización del tiempo. La desmotivación, la falta de apuntes en condiciones o la televisión pueden cargarse la agenda o el planning que con tanto trabajo has preparado. Pero llegados a este punto, no podemos olvidarnos del ladrón de tiempo número 1: el teléfono móvil. Aunque… ¿es posible que, al igual que el doble rasero de la hora de la merienda, el teléfono móvil pueda ser un elemento de aprovechamiento del tiempo?

 

¡Que nadie lance las campanas al vuelo todavía, que no estamos diciendo que debáis agarrar el móvil y no soltarlo!

 

El teléfono móvil se ha convertido en una prolongación de nuestro cuerpo, a veces por necesidad, a veces por ocio. Si sabemos cómo utilizarlo, puede convertirse en nuestro mejor amigo, incluso en época de exámenes. Por ejemplo, la agenda y el calendario. ¿Qué mejor forma de organizar el tiempo que con un planning en esa herramienta que no te abandona? Incluye todo lo que tengas pendiente, como entregas de trabajos, exámenes, citas con el médico, cumpleaños, etc, así cada vez que te sientes a organizar tu día podrás ver rápidamente si hay otras actividades. ¡Ya no te volverán a pillar por sorpresa, descuajeringando tu planning!

 

Otra opción para aprovechar el teléfono como técnica de estudio es estudiar telemáticamente en grupo. Es decir, ponte de acuerdo con tus amigos para no coger el móvil durante un par de horas, y así todos os podréis centrar en estudiar. ¿Para qué vais a querer conectaros a WhatsApp si nadie va a estar en línea? A las dos horas, podéis hacer un descanso conjunto y charlar durante un rato antes de volver al estudio de forma grupal.

 

Pero ojo con las redes sociales, que sin darte cuenta acabas navegando durante horas y pierdes media tarde sin haber aprovechado realmente el tiempo. Para que esto no te pase, puedes ponerte una alarma en el móvil que te avise de que es momento de volver al estudio. ¡Y no vale darle al retraso! Cuando vuelvas a descansar, tendrás la ocasión de continuar por donde ibas.

 

Estos consejos pueden ser muy útiles si se añade un componente fundamental: actitud y fuerza de voluntad. Todos preferimos estar tomando unas cañas en lugar de encerrarnos a estudiar, pero recuerda que lo que no estudies ahora te va a tocar estudiarlo en la recuperación, así que cuanto antes te lo quites mejor. ¡Tú puedes!

 

Más de 200 jóvenes con propuestas concretas para mejorar la sostenibilidad.
Hemos reunido este fin de semana a más de 200 jóvenes de 17 ciudades españolas que han defendido 35 propuestas de “Comunidades, servicios y productos sostenibles” – tema de esta 3º edición-.
IMG-20180301-WA0005
Los tres proyectos ganadores son ideas viables y concretas: Bla, bla, bla, ¿hablamos?, procedentes de Zaragoza han desarrollado un dispositivo electrónico para crear espacios felices en lugares de restauración que faciliten la conversación; Re-Vidrio, desde Sevilla defendieron una proyecto para la reutilización del vidrio muy práctica, con un retorno motivador para el usuario y por último  y You Car, el equipo más junior procedente de Valencia que ha ideado una aplicación para optimizar las plazas de coche.
 Los premiados tendrán la oportunidad de contar con el seguimiento de un mentor a cargo de SECOT (Seniors Españoles para la Cooperación Técnica) para llevar a cabo su proyecto; una beca para el Summer School organizado por jóvenes Talentum Youth que tendrá lugar en Oporto en el mes de julio de 2018 y una entrada libre para Unleash, el congreso más disruptivo para jóvenes de todo el mundo organizado por Pangea Official. Además Bridges for Billions ha cedido una licencia de su software para desarrollo del proyecto Bla, Bla, Bla, ¿hablamos?
Durante la jornada escuchamos a jóvenes emprendedores referentes en nuestro país: Victoria Suárez de Pangea, Clara Díez de Quesería Cultivo, María Satrústegui de Fundación A La Par yGonzalo Martín Co-Fundador de Hemper Handmade.
IMG-20180301-WA0006

Un fin de semana para creer que los jóvenes tienen muchas ganas hacer propuestas de modo práctico, innovador y real.

IMG-20180301-WA0012